11 octubre 2009
Hoy me sabe a nostalgia
Bien me lo decía mi madre

Quién iba a decir que después de unos años, iba a descubrir cuan malo podría resultar, si después de entregarle mis mayores ilusiones y la más grande promesa de amor, me recibiría sin nada de aquello que soñé tan perfecto, sólo la furia característica de otoño, como diciéndome: Te lo advirtieron.

Hoy me siento frente al infinito gris de sus turbias aguas reclamando respuestas, porque años atrás, prometimos con la fuerza del Universo, regresar.

Hoy respiro la lluvia que cae sobre mi rostro y saboreo los ecos de nostalgia que dejaron en mi las caricias que surgieron junto a aquella orilla. Junto a ella.

Hoy busco en el mar el origen de mi existencia y las razones que nosotros no pudimos formular, porque nos negamos, aunque seguíamos amándonos.

Hoy revelo el negativo del recuerdo, ese que guarda las imágenes más valiosas, imágenes que no pueden convertirse en papel porque volverían loco a quien las viera. Loco de amor.

Hoy dejo mi alma ahogada en este mar, para salir y demostrar que aunque me traicionó, puedo ser más fuerte que él.

Quién iba a decir que después de unos años, iba a descubrir cuan malo podría resultar, pero valió la pena, las lágrimas, el dolor que aún me embarga. Nada puede ser tan perfecto. De ahora en adelante siempre tomaré en cuenta las advertencias de mi madre y llevaré tatuado aquel primer día en que dicto la más grande lección de vida... Con cuidado, porque el mar es traicionero.



*Jamás había escrito algo tan triste como lo hice aquel día...

*Gracias Fa, por embellecer aquel texto y por haberme apoyado tanto.
Manifiesto de Eva María Ashanti Zaragoza Marín a las 1:54 -
1 Comments:
  • El 11 de octubre de 2009, 9:26, Blogger [fa] dijo…

    ¿Gracias de qué? Si todo lo que he hecho es por inercia, en respuesta a todo lo que usted Señorita, ha hecho por mí.

    Porque pase lo que pase, aún existe la esperanza de llegar como pasitas en bolsa de nylon juntas hasta donde queremos,

    Porque la amistad no está hecha de ires y venires como los sueños que el amor forja,

    Porque en cualquier viaje, sé que estará presente.

    Pa'lante Acha, si no hay cómo, ya sabe que se puede venir a refugiar a este humilde y antitecnológico pueblo.

    TQM

     
Publicar un comentario

Datos
Me dicen: Eva María Ashanti Zaragoza Marín
Soy de
Villahermosa, Tabasco, Mexico
Si quieres saber más de mi

Chismosea...

Posteología
El Archivero
Dulceros
 
image by velusariot from bigstockphoto.com